Personas Fisicas; ¿Cuándo vence la declaración anual de personas físicas?
De acuerdo con lo dispuesto en el Artículo 150 de la Ley del Impuesto sobre la Renta, las personas físicas están obligadas a pagar su impuesto anual del ejercicio 2016 mediante declaración que se presentará en el mes de abril de 2017.

El último día del mes de abril de 2017 es el domingo 30 de abril, y de acuerdo con el Artículo 12 del Código Fiscal de la Federación (CFF), en su penúltimo párrafo establece, a la letra:

(…) si el último día del plazo o en la fecha determinada, las oficinas ante las que se vaya a hacer el trámite permanecen cerradas durante el horario normal de labores o se trate de un día inhábil, se prorrogará el plazo hasta el siguiente día hábil. Lo dispuesto en este Artículo es aplicable, inclusive cuando se autorice a las instituciones de crédito para recibir declaraciones. También se prorrogará el plazo hasta el siguiente día hábil, cuando sea viernes el último día del plazo en que se deba presentar la declaración respectiva, ante las instituciones de crédito autorizadas.

Esto significa que dado que el día 30 de abril es inhábil (domingo), el vencimiento se recorre al martes 2 de mayo.

Por lo anterior, las personas físicas tienen de plazo hasta el 2 de mayo de 2017 para presentar su declaración anual de 2016.

Cabe mencionar que quienes hubieran presentado esta declaración en los meses de enero a marzo de 2017, considerarán que la misma fue presentada el 1° de abril de 2017, de acuerdo con lo dispuesto en la Regla Miscelánea 2017 3.17.3. Esta mención resulta importante por dos razones: Primero porque se permite a las personas físicas cumplir de forma adelantada con esta obligación y, segundo, porque aquellas personas que hubieran presentado antes de esa fecha declaración anual en la que se refleje un saldo a favor por el cual soliciten su devolución, deberán computar el plazo de 40 días hábiles que tiene la autoridad para efectuar el reembolso a partir del 1° de abril, y no desde la fecha en que presentaron su declaración.

Compilación Tesis 2017; Multa por infracción a disposiciones fiscales
En términos de dicha reforma el primer párrafo de la citada fracción V del artículo 75 se limitó a infracciones de carácter formal.

En cambio, del segundo párrafo de esa fracción se infiere que solo deberá aplicarse la multa mayor si por un acto o una omisión se infringen diversas disposiciones fiscales de carácter formal a las que correspondan varias multas. Por ejemplo, si se omite presentar la declaración en el plazo establecido en un requerimiento de obligaciones y, que la misma se tenga que presentar a requerimiento de la autoridad.

En segundo lugar, se advierte que dicho beneficio también debe aplicarse si por un acto o una omisión se infringen diversas disposiciones fiscales que establezcan obligaciones formales y se omite total o parcialmente el pago de contribuciones, a las que correspondan varias multas; por ejemplo, si se omite realizar pagos provisionales y por ello, se omite el pago del impuesto.

Sin embargo, el artículo 75, fracción V del CFF no prevé ese beneficio al caso en que, con motivo de dos conductas independientes -por acción o por omisión-, se cometen a su vez dos infracciones de fondo, es decir, por ejemplo, si se omite el pago de dos impuestos, pues en ese contexto es procedente la imposición y cobro de una multa por cada omisión de tributo.

Tesis de la Segunda Sección de la Sala Superior del TFJA, publicada en marzo de 2017.
Tesis: VIII-P-2aS-42
Página: 164
Época: Octava Época
Fuente: R.T.F.J.A. Octava Época. Año II. No. 8. Marzo 2017
Materia:
Sala: Segunda Sección
Tipo: Precedente

MULTA POR INFRACCIÓN A DISPOSICIONES FISCALES.- SUPUESTOS EN LOS QUE PROCEDE LA APLICACIÓN DEL BENEFICIO DEL ARTÍCULO 75, FRACCIÓN V, DEL CÓDIGO FISCAL DE LA FEDERACIÓN, A PARTIR DEL TEXTO PUBLICADO EL CINCO DE ENERO DE DOS MIL CUATRO EN EL DIARIO OFICIAL DE LA FEDERACIÓN.- En términos de dicha reforma el primer párrafo de la citada fracción V del artículo 75 se limitó a infracciones de carácter formal. En cambio, del segundo párrafo de esa fracción se infiere que solo deberá aplicarse la multa mayor si por un acto o una omisión se infrinjan diversas disposiciones fiscales de carácter formal a las que correspondan varias multas; por ejemplo, si se omite presentar la declaración en el plazo establecido en un requerimiento de obligaciones y, que la misma se tenga que presentar a requerimiento de la autoridad. En segundo lugar, se advierte que dicho beneficio también debe aplicarse si por un acto o una omisión se infrinjan diversas disposiciones fiscales que establezcan obligaciones formales y se omite total o parcialmente el pago de contribuciones, a las que correspondan varias multas; por ejemplo, si se omite realizar pagos provisionales y por ello, se omite el pago del impuesto. Sin embargo, el artículo 75, fracción V del Código Fiscal de la Federación no prevé ese beneficio al caso en que, con motivo de dos conductas independientes -por acción o por omisión-, se cometen a su vez dos infracciones de fondo, es decir, por ejemplo, si se omite el pago de dos impuestos, pues en ese contexto es procedente la imposición y cobro de una multa por cada omisión de tributo.

PRECEDENTE: VII-P-2aS-893 Juicio Contencioso Administrativo Núm. 19592/14-17-08-5/666/15-S2-07-04.- Resuelto por la Segunda Sección de la Sala Superior del Tribunal Federal de Justicia Fiscal y Administrativa, en sesión de 9 de julio de 2015, por unanimidad de 5 votos a favor.- Magistrada Ponente: Magda Zulema Mosri Gutiérrez.- Secretario: Lic. Juan Carlos Perea Rodríguez. (Tesis aprobada en sesión de 29 de septiembre de 2015)

R.T.F.J.F.A. Séptima Época. Año VI. No. 56. Marzo 2016. p. 477 REITERACIÓN QUE SE PUBLICA: VIII-P-2aS-42 Juicio Contencioso Administrativo Núm. 27/134/10-17-02-5/1353/12-S2-10-02.- Resuelto por la Segunda Sección de la Sala Superior del Tribunal Federal de Justicia Administrativa, en sesión de 7 de febrero de 2017, por unanimidad de 5 votos a favor.- Magistrado Ponente: Carlos Mena Adame.-Secretaria: Lic. Judith Olmos Ayala. (Tesis aprobada en sesión de 7 febrero de 2017)

Compilación Tesis 2017; CFDI
Compilación Tesis 2017; CFDI; Por el señalamiento erróneo de la forma de pago en comprobantes fiscales

Aun y cuando en un comprobante fiscal se señale de manera errónea la forma de pago, no puede considerarse que se actualice la consecuencia que indica que las cantidades amparadas en comprobantes que no reúnan algún requisito del artículo 29, según sea el caso, o cuando los datos se plasmen en forma distinta a lo señalado por las disposiciones fiscales, no podrán deducirse o acreditarse fiscalmente.

En otras palabras, el requisito de plasmar la forma de pago en un comprobante fiscal se debe considerar cumplida aun en el caso de ser errónea, pues si la operación que lo ampara se pagó en una sola exhibición, no puede considerarse que el hecho de que se haya plasmado en forma distinta, es decir,
que se realizó en parcialidades, lo ubique en la hipótesis de diversa disposición fiscal.

Considerar lo contrario, se dejaría de atender al principio constitucional de proporcionalidad tributaria.

En consecuencia, el contribuyente no podría acreditar el IVA, al no considerarse una erogación en su justa dimensión por un error en la leyenda de pago del comprobante fiscal.
Tesis de la Segunda Sala Regional de Oriente del TFJFA, publicada en marzo de 2017.
Tesis: VII-CASR-OR2-17
Página: 180
Época: Octava Época
Fuente: R.T.F.J.A. Octava Época. Año II. No. 8. Marzo 2017
Materia:
Sala: Criterio Aislado, Sala Regional de Oriente (Puebla, Pue.)
Tipo: Tesis Aislada

COMPROBANTES FISCALES. POR EL SEÑALAMIENTO ERRÓNEO EN LA FORMA DE PAGO NO SE INCUMPLE CON LA OBLIGACIÓN PREVISTA EN EL ARTÍCULO 29 A, FRACCIÓN VII, INCISO A), DEL CÓDIGO FISCAL DE LA FEDERACIÓN VIGENTE EN DOS MIL DOCE.- Aun y cuando en un comprobante fiscal se señale de manera errónea la forma de pago, no puede considerarse que se actualice la consecuencia establecida en el último párrafo del propio artículo 29 A del Código Federal Tributario, que indica que las cantidades que estén amparadas en los comprobantes fiscales que no reúnan algún requisito de los establecidos en esta disposición o en el artículo 29 del mismo ordenamiento, según sea el caso, o cuando los datos contenidos en los mismos se plasmen en forma distinta a lo señalado por las disposiciones fiscales, no podrán deducirse o acreditarse fiscalmente. En otras palabras, el requisito de plasmar la forma de pago en un comprobante fiscal, se debe considerar cumplida aun en el caso de ser errónea, pues si la operación que lo ampara se pagó en una sola exhibición, no puede considerarse que el hecho de que se haya plasmado en forma distinta, es decir, que se realizó en parcialidades, lo ubique en la hipótesis de diversa disposición fiscal. Considerar lo contrario, se dejaría de atender al principio constitucional de proporcionalidad tributaria, en consecuencia el contribuyente no podría acreditar el impuesto al valor agregado, al no considerarse una erogación en su justa dimensión por un error en la leyenda de pago del comprobante fiscal.

Juicio Contencioso Administrativo Núm. 20985/14-12-02-6.- Resuelto por la Segunda Sala Regional de Oriente del Tribunal Federal de Justicia Fiscal y Administrativa, el 13 de agosto de 2015, por unanimidad de votos.- Magistrado Instructor: Francisco Manuel Orozco González.- Secretario: Lic. Antonio Mendoza Cortés.

Personas Fisicas
Personas Fisicas; Factor de acumulación por depósitos o inversiones en el extranjero 2016

Las personas físicas que tengan ganancia cambiaria o intereses por depósitos o inversiones realizados en el extranjero, tienen dos alternativas para calcular el impuesto que a éstos corresponde.

El Artículo 143 de la Ley del Impuesto sobre la Renta (ISR) establece el procedimiento para determinar el ingreso acumulable. Para ciertos casos se acumulará el interés real devengado, y en otros casos se acumulará el interés nominal, según el tipo de operación del que provengan.

El otro mecanismo, está previsto en el Artículo 221 del Reglamento de la Ley del ISR, que al efecto establece que las personas físicas podrán aplicar al monto del depósito o inversión al inicio del ejercicio, el factor que calcule el Servicio de Administración Tributaria (SAT) para tal efecto.

De acuerdo con esta disposición, 'el SAT publicará en el Diario Oficial de la Federación a más tardar en el mes de febrero de cada año siguiente al que corresponda, el factor de acumulación a que se refiere el párrafo anterior. Para calcular dicho factor, el SAT considerará el incremento en el índice nacional de precios al consumidor, el rendimiento promedio estimado para inversiones y depósitos en el extranjero y la ganancia cambiaria devengada, correspondientes al año por el que se calcula el impuesto'.

Ahora bien, el factor referido no fue publicado en el Diario Oficial de la Federación en el mes de febrero, pero fue dado a conocer a través de la página de Internet del SAT, en un Anteproyecto de la Primera Resolución de Modificaciones a la Miscelánea Fiscal para 2017, indicando que el factor para el ejercicio
2016 es de 0.1647.

Por lo anterior, los contribuyentes que deseen calcular su impuesto anual del ejercicio 2016, y tengan ingresos de los referidos anteriormente, podrán aplicar el citado factor.

IVA de deducciones personales;
Existen algunos gastos considerados deducciones personales de las personas físicas, que se aplican generalmente en el cálculo del impuesto anual del contribuyente, pero que llevan Impuesto al Valor Agregado (IVA), como pueden ser los servicios de un hospital o de ciertos servicios médicos que por razones particulares causan el IVA.

Una duda frecuente con respecto al tratamiento de estos gastos surge en los casos de contribuyentes personas físicas que realizan una actividad gravada con el IVA y que por esta razón podrían verse ante la posibilidad de acreditar el IVA de estos gastos contra el IVA que sus actividades causen.

Sobre este tema el Servicio de Administración Tributaria (SAT) ha manifestado en diversos medios que el IVA pagado por dichos gastos no es acreditable y debe considerarse como parte de la deducción personal del contribuyente, en virtud de que el gasto no es estrictamente indispensable para la actividad del contribuyente.

Si bien el criterio del SAT en principio puede parecer razonable, lo cierto es que técnicamente también puede sostenerse que éste impuesto sí puede ser acreditable.

Como el SAT lo señala, la Ley del IVA señala en su Artículo 5 que uno de los requisitos para que el IVA de un gasto sea acreditable, es que éste corresponda a bienes, servicios o al uso o goce temporal de bienes estrictamente indispensables para la realización de actividades; sin embargo, ese mismo precepto continúa definiendo que para los efectos de esta ley (IVA) 'se consideran estrictamente indispensables las erogaciones efectuadas por el contribuyente que sean deducibles para los fines del impuesto sobre la renta, aun cuando no se esté obligado al pago de este último impuesto'.

De lo anterior se desprende que la propia Ley del IVA define qué debe entenderse por estricta indispensabilidad, característica que queda satisfecha con el sólo hecho de que sea un gasto deducible en términos de la Ley de ISR, quedando definido e identificado el concepto de 'estricta indispensabilidad' por la propia norma que lo establece, pues inclusive la propia Ley del IVA dicta que simplemente sea deducible en el ISR, aun cuando no se esté obligado al pago de este impuesto.

En este orden de ideas es posible concluir que si el gasto es deducible para los fines del ISR, entonces el IVA es acreditable. En este caso las deducciones personales son, precisamente, deducibles, reuniendo el requisito de deducibilidad previsto en la Ley del IVA y cumpliendo así con las condiciones para que éste sea acreditable.

De acuerdo con las disposiciones de la Ley del IVA, el acreditamiento se tendría que hacer en el momento en que el impuesto trasladado es pagado.

Un punto muy relevante a tener presente es que cuando existe rembolso de gastos médicos efectuados por el total del gasto (incluyendo IVA), si el IVA de dichos gastos se acreditó y, en consecuencia, no se está tomando como deducción anual, la parte del rembolso que corresponde al IVA del gasto resultaría en un ingreso gravable para efectos del ISR.

Al margen del análisis técnico que de este planteamiento pueda surgir, siempre convendrá identificar cuál es el beneficio de acreditar el IVA sabiendo que la autoridad no acepta este criterio, pues pudiera resultar más costoso intentar acreditar el IVA que tomarlo como parte de las deducciones personales.

<< Previous Next >>

Powered by CuteNews